‘Un fol anar don es en fol venguz’ (BdT 392,031): idas y venidas del desconocido Engles

Seguramente una de las cuestiones a las que más tiempo he dedicado y resultados más infructuosos he obtenido haya sido la investigación en torno a la figura del trovador Engles (BEdT 138). Atraída por su relación con el reino de Navarra en la composición A la cort fui l’autrier del rei navar (BEdT 138,1), desde el minuto uno, intentar descubrir quién fue este misterioso trovador no me ha deparado más que disgustos.

Cada vez que creía estar cerca de concluir algo definitivo sobre él, incluso el detalle más nimio, pronto sentía que debía replantearme toda la información pues algo no cuadraba. Así, cuando, en base a la presencia de este senhal en el corpus de Raimbaut de Vaqueiras, me parecía que el Engles navarro había de ser Guillem del Baus, pronto los datos evidenciaban que, a pesar de lo que sostenían los manuscritos, la identificación no estaba clara y la mano negra de Uc de Saint Circ -con su redacción personal de vidas y razos– parecían inducir a pensar que hubo manipulación de la información escrita. Entonces, leyendo sobre el «amics engles» de Peire de Durban y de Peire de Gavaret, en relación con Raimon de Miraval, me olí un trichador al estilo de Savaric de Malleo y durante meses intenté cuadrar la imagen de Engles que dejaban traslucir los textos con lo que sabemos del trovador poitevino. Pero nada concluyente salió de ahí. Esta misma escena se repitió una y otra vez, a medida que probaba todas las posibilidades que los textos apuntaban, hasta que al final tuve que dejarlo en un simple:

Hay poco para ofrecer más allá de nuevas lecturas e interpretaciones que proyecta la imagen unitaria de este Engles misterioso, un Engles que viene y va como un loco entre los versos trovadorescos: como titulaba esta comunicación, el suyo es un «fol anar don es en fol venguz». Y, a veces, es el propio investigador el que resulta víctima de la follia.

Con esta afirmación, en la que se hace evidente mi derrota, concluyo el presente artículo, fruto de una intervención en el congreso internacional organizado en Messina en torno a la comunicación y la propaganda. Los textos de Engles sabemos que tenían un contenido propagandístico, pero no se pueden desentrañar y son, por tanto, una comunicación frustrada.

CITA BIBLIOGRÁFICA: E. Roig Torres, “«Un fol anar don es en fol venguz» (BdT 392,31): idas y venidas del desconocido Engles”, en Comunicazione e propaganda nei secoli XII e XIII. Atti del convegno internazionale (Messina, 24-26 maggio 2007), a cura di Rossanna Castano, Fortunata Latella e Tania Sorrenti, Viella, Roma, 2007, pp. 563-583.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s